jueves, 28 de noviembre de 2013

Permítanme que llame suavemente a la puerta...

la foto.PNG¡Hola, hola, hola!

Queridos lectores... "Permítanme que llame suavemente a la puerta". Le tomo prestada esa frase al Papa Francisco, él la pronunció en su discurso de llegada a Brasil en la pasada JMJ. El nuevo Papa llegaba a ese gran país en medio de una gran expectación, era su primer viaje, su primer encuentro con los jóvenes, su primer discurso al bajar de un avión...

Me presento. Mi nombre es Patxi Bronchalo, y soy sacerdote en la diócesis de Getafe, al sur de Madrid. Un cura normal, destinado en una parroquia normal (¡y muy bonita!), con problemas normales y muchas (muchísimas) alegrías extraordinarias durante el año que llevo ejerciendo el ministerio.

También soy bloguero. Ya ven. Hace tres años empecé lo que llamo El Blog de Mr Potato, en el que, con actualizaciones más o menos periódicas, iba escribiendo sobe cosas que me llamaban la atención y compartiendo textos que me habían ayudado. Hoy este blog inicia también su andadura en Infovaticana, una página que descubrí hace unos meses y que me gusta mucho. Para mi fue toda una sorpresa recibir la petición de D. Gabriel Ariza de traer aquí el blog. A él quiero transmitir mi agradecimiento, y a todos ustedes decirles que estoy encantado de formar parte de esta nueva familia.

¿Por qué llamarlo Blog de Mr Potato? Parece muy infantil, irreverente incluso... Cuando era seminarista explicaba la vocación sacerdotal a los niños con un muñeco de Mr Potato, al que vestía de cura. Quería mostrarles que, aunque uno sigue siendo toda su vida la patata que era al principio, con sus virtudes y defectos, Dios actúa y cumple en nosotros la promesa para la cual nos llama. Supongo que es aplicable a cualquier otra vocación.

Este blog también es así, una patata, con muchos fallos, muy mejorable por parte de quien escribe. No me lo tengan muy en cuenta, por favor. Hay mucho que escribir, mucho que compartir... pero esas serán otras historias y tendrán que ser contadas en otros momentos. Hasta entonces, queridos lectores, sean nuevos o no, Dios les bendiga.

2 comentarios:

Fiat mihi (nuevo blog) dijo...

Bueno, eso de "un cura normal"... (es broma).
Me alegro por este pequeño-gran paso para el bien de "otros".
Un abrazo

Patxi Bronchalo dijo...

Jajajajaja, gracias!