jueves, 12 de marzo de 2015

Salmones

"Solo quien nada contracorriente 
tiene la certeza de que está vivo"

G.K. Chesterton


Querido lector, como cristiano, ¿cuántas veces te ha sucedido que te sientes solo e incomprendido ante el mundo que te rodea? ¡Muchas, seguro que muchas! Serás visto como el "bicho raro" de tu clase o como aquel de tu trabajo al que le han comido la cabeza en la Iglesia. Y más doloroso aún cuando dentro de tu propia parroquia eres el "exagerao" que se toma las cosas de Dios demasiado en serio.

Y es que el verdadero seguimiento de Cristo implica siempre, siempre, siempre nadar contracorriente. Como los salmones. ¿Por qué tiene que ser tan complicado?, me preguntarás. Y yo te pregunto: ¿pero no crees que es realmente hermoso? Por muchas razones.

miércoles, 11 de marzo de 2015

Once de marzo. ¿Dónde estaba Dios?

Querido lector…

Once años hace de aquel trágico once de marzo de dos mil cuatro cuatro en el que sentimos más cerca que nunca la barbarie, la atrocidad y el miedo ante el mal que el hombre es capaz de llevar a cabo. Seguro que todos los que por aquella fecha teníamos uso de razón recordamos milimétricamente dónde estábamos cuando recibimos la noticia y cómo se desarrolló el resto de la jornada desde aquel momento terrible.

"¿Bombas dentro trenes en Atocha?" "¿Pero eso está a veinte minutos de aquí?" "¿Pero mi padre va todas las mañanas en tren a esa hora a trabajar a esa misma estación?" Preguntas que me hacía asombrado y con ganas de llorar al llegar al instituto y escuchar lo que pasaba de labios de la profe de lengua. Miedo.