martes, 2 de septiembre de 2014

La desidia septiembrera

¡Hola, hola, hola!

¡Comenzando septiembre, querido lector! Atrás quedan los meses julioagosteros de ir de acá para allá en campamentos, subiendo montañas, visitando amigos, descansando con la familia...

Estaba yo ayer viendo la TL de Twitter y me sorprendió la negatividad y desgana con que se afronta el nuevo curso, como si fuera algo terrible que tiene que suceder, diez largos meses que tenemos que pasar como podamos hasta el verano 2015... Tweets y tweets hablando de lo bueno que acaba y lo malo que empieza, con la canción del "Wake me up when september ends" como gran exponente de la melancolía pos-vacacional.

Y yo me pregunto, ¿merece la pena vivir así, amargarse desde el principio? Y me respondo que no. La apatía y la desidia son enemigos muy malos. ¡Y cuidado!, porque son contagiosas: no se las vayas a pegar a otros, y párate a pensar quién te las ha contagiado a ti...

¡Cuántas cosas buenas tienen que suceder este curso! ¡Cómo mejoraría nuestra vida y la de los que nos rodean si cambiásemos las quejas por una mirada optimista! Mejor que te reconozcan por tu alegría y se pregunten el motivo que por tus caras largas y apáticas que no dicen nada bueno.

No se, cosas que pienso, querido lector, y ahí las dejo. ¡Hasta otra entrada!


1 comentario:

ANGELO ST dijo...

A mi también me cuesta entender ese desaliento. ¿No se supone que venimos cargados de energía?
Como decía Churchill:
"Las actitudes son más importantes que las aptitudes."