jueves, 31 de octubre de 2013

¡Más santos y menos espantos!

¡Hola, hola, hola! Me encanta la foto que encabeza esta entrada, jejeje.

¡Querido lector! ¡Feliz fiesta de Todos los Santos! Y un año más el mundo está mas preocupado en ir a los todo a cien y tiendas chinas a comprar telas y máscaras para vestirse de monstruos.

Por eso, un año más me animo a escribir unas letras sobre el rollo este de Jalowin. Esta fecha me ha hecho mirar atrás en el blog para releer viejos artículos, y ello me ha servido para darme cuenta de dos cosas: la primera que el blog sigue siendo una chapuza de andar por casa (y lo será siempre, jeje), y la segunda que en este tema no cambio la opinión, por más que Jalowin arraigue cada vez más en nuestra cultura. No se me ocurre mucho más que añadir a lo de otros años, ya veis: 2010, 2011, 2012... ¡Vamos con 2013!

Solo quería compartir contigo, amigo lector, un par de preguntas que me hago...

Number one: ¿¡Por qué pudiendo celebrar a los vivos preferimos celebrar a los muertos!?

Disfraces de fantasmas para niños3.jpg
¡Por que en la fiesta de Todos los Santos celebramos a los que de verdad están vivos! Los Santos. Aquellos que están en el Cielo, y que con su vida entre nosotros nos han enseñado que de verdad se puede ser feliz aquí, que Dios lo da todo y no quita nada, que en Jesucristo encontramos la alegría verdadera. Una cosa está clara, un mundo muerto celebra a los muertos, un mundo sin sentido celebra lo que no tiene sentido, un mundo que no sabe quién es no sabe lo que celebra y celebrará lo que sea haciendo que sabe.

Solo aquel que de verdad se sienta vivo, que comprenda de verdad lo grande y preciosa que es la vida, la celebrará como tal. Y aquí creo, querido lector, que los cristianos tenemos mucho que decir. Si nosotros no mostramos a los demás lo bella que es la vida vida desde Dios, ¿quién lo va a hacer?


Number two: ¿¡Por qué pudiendo ser santos nos empeñamos en ser monstruos!?

¿Por qué acordarnos de esqueletos, frankesteines, draculines y brujas verrugosas pudiendo acordarnos de los Santos? Estos, además de ser mucho mas guapos (¡claro!), nos recuerdan que estamos llamados a algo mucho más grande que ser un fantasmita volador o un hombre lobo peludo, ¡nos recuerdan que estamos llamados a la santidad!

Igual que arriba decía que los cristianos hemos de mostrar a otros la belleza de la vida en Dios, los Santos nos muestran a nosotros esa belleza y con su propia vida nos testimonian que es posible vivirla en plenitud. ¡La santidad es posible, amigo lector! ¡Qué alegría que lo sea! Pero a veces nos empeñamos en lo contrario, en que no es para nosotros, o en que ya viviremos la vida en Dios más adelante, o en que se puede vivir una pseudo-santidad cogiendo las cosas que más me gustan de Dios y dejando el resto. ¿¡Para qué quedarse a medias!? La verdad es que o Santos, o nada... Quien no busca la santidad al final lo que busca es la mediocridad (o ser un mostruo, auqnue sea en medio de otros monstruos que lo disimulan y le hacen sentir mejor).


¡Feliz día de Todos los Santos querido lector! Si (pese a que este blog es una chapuza) me sigues leyendo ¡nos "vemos" en la siguiente entrada! Si solo me lees en Jalowin... ¡nos vemos el año que viene! Ambas si Dios quiere, jejeje. ¡Feliz día! :D



P.D: La diócesis de Alcalá de Henares ha traído a España una muy buena iniciativa al día de Jalowin. Se llama Holywins (los Santos ganan), y aquí está en enlace de lo que hacen y algunas ideas para celebrarlo...

2 comentarios:

Sacramento Rosales dijo...

Ay, me recuerda tú entrada a lo que he vivido hoy en catequesis con los más peques.
Que difícil es luchar contra este paganismo consumista que nos invade por doquier. Pero aqui no vale rendirse, ni bajar la guardia así que nosotros... a muerte con los Santos!! Nunca mejor dicho. Si al HolYwins, no al halloween ;)
Un abrazo y gracias por aceptar mi amistad en fb.

Anónimo dijo...

Es complicado y dificil, odio esta fiesta de jalogüin, puesto a castellanizar la palabra hagamoslo del todo, y no la entiendo ni la comparto, pero también me da que pensar, que peses mis creencias, esta fiesta en sus orígenes fue pagana, creada por los celtas y mas antiguos como tantas otras cosas y nosotros los cristianos se la arrebatamos y la convertimos a nuestra… quizá hemos hecho algo mal y por eso el paganismo nos arrebata esta popularidad que casualmente fue suya…