lunes, 6 de febrero de 2012

Probablemente Dios no existe, deja de preocuparte y disfruta la vida

¡Hola, hola, hola!

¡Cuanto tiempo sin escribir algo nuevo por aquí!

Visto lo visto en el título de la entrada alguno se estará pensando que este chico ha dejado de tener fe y que pronto este blo pasará a llamarse "El Blog de Mr PotATEO" (jeje, ¿un chiste muy malo verdad?).

Bueno, vamos a ponernos serios. En realidad el título responde literalmente a una publicidad que en al año 2009 empezó a aparecer en autobuses de distintas ciudades del mundo.



Quizás recuerdes la noticia... de todas formas te la cuento. La campaña surgió en Londres, donde fue acuñada la ingenisísima frase, para extenderse después por otras ciudades del mundo como Washington DC, Génova, Toronto o Buenos Aires. ¡Y por supuesto llegó a España! Nosotros siempre trayéndonos lo bueno. Primero Barcelona, luego Madrid, Valencia y A Coruña vieron en sus calles estos autobuses anunciando que hay que disfrutar de la vida porque... ¡Dios no existe!

¿Pero es esto realmente así?, ¿es que sólo si Dios no existe la vida se disfruta? No hay que ser muy listo para darse cuenta de que este eslogan autobusero ateo es falaz.

Detrás se esconde la idea de que la creencia en Dios le supone al que tiene fe una carga que le impide vivir feliz. Falso totalmente (pensarán los de la campaña que la gente es tonta).

Todo lo contrario: sólo, repito, sólo si Dios existe es posible que vivir adquiera para hombres y mujeres un sentido pleno (me refiero al sentido mas pleno que esta palabra pueda tener). Solo si Dios existe el hombre puede vivir en una felicidad verdadera.

Porque en la vida nadie está exento de problemas y sufrimientos (y muchas veces muy graves). Creer en Dios no elimina por arte de magia esos sufrimientos y problemas pero... les da un sentido completamente diferente. Nuestro sufrimiento tiene sentido precisamente porque Dios ha querido sufrir con nosotros en una cruz hasta la muerte para hacernos entender que la muerte no es el final, y el amor es lo que da sentido a toda vida.

A todos estos librepensadores capaces de sentarse en un despacho a inventar lemas geniales para poner en la linea 12 de la EMT que se vayan a un hospital y le digan a un enfermo terminal o a un hombre que acaba de quedarse parapléjico de por vida: "¡Tranquilo hombre, que Dios no existe, disfruta de la vida!".

O que se vayan a un cementerio donde unos padres acaban de enterrar a su hijo que ha muerto de forma repentina: "¡Dejad de preocuparos, que Dios no existe, a disfrutar!".



O a cualquier cola del INEM de este país a decirle a algún parado que haya por allí (y no les será difícil encontrarlos): "¿¡Pero de qué preocuparos!? ¡Dios no existe! ¡Livin la vida loca!".

Hayá donde esté el corazón del hombre está su tesoro, y ese es el sitio donde este espera encontrar la felicidad. Dios (que hace vivir la vida desde su amor y dar este amor dado a los demás) va a ser el único que jamás se nos desmorone.

Que Dios te bendiga, querido lector. Hoy dejo un dibujillo.



4 comentarios:

Un ateo de Barcelona dijo...

Apreciado señor,
la campaña a la que alude en el artículo incide en el hecho ( aunque no de forma explícita, bien es cierto ) que la doctrina católica anima a soportar cualquier penalidad en la vida presente, puesto que, en una hipotética vida futura, dichas penalidades serán resarcidas.
Entonces, el "disfruta de la vida" viene a ser un: "si no hay más allá, disfruta tu vida en el más acá".
Como ateo, es un mensaje que comparto y que, per sé, no es incompatible con ninguna virtud ( se puede disfrutar la vida siendo bueno, generoso, leal, solidario, etc, etc... ).
Si me permite, el argumento que dicho mensaje puede conllevar poco sustento emocional/espiritual a personas afectadas de grandes desgracias, me parece algo dudoso. Si una persona, como yo, por ejemplo, no cree en la existencia de Dios sería poco ético engañar a nadie con un argumento en el que no creo.
Me he decidido a escribir porque el tono de su artículo, aunque ud tenga opiniones muy distintas a las mías, me ha parecido alejado de dogmatismos e, intuyo, que ud no rehúye el debate si se mantiene con educación.
Espero que quede claro que no es mi intención ofender sus creencias, que son tan legítimas como las mías, y aprovecho para mandarle un muy cordial saludo y desearle mucha suerte en su futura ocupación pastoral.

Patxi Bronchalo dijo...

Muchas gracias amigo.

No es un simple emotivismo. Me parece que no se trata de soportar aquí los sufrimientos porque en "el mas allá" no los tendremos. La vida puede vivirse y disfrutarse en el aquí y en el ahora. Siempre. Con las circunstancias que tengamos, ya sea en la prosperidad o en la enfermedad, en las alegrías y en las desgracias. Ninguno de nosotros conoce lo que va a ocurrirnos en nuestra vida, pero yo estoy seguro de que en toda circunstancia se puede ser feliz.

Lo que me parece preocupante de la campaña de autobuses ateos es la antropología de fondo que tiene el mesaje, es decir: si Dios existe es imposible vivir la vida sin preocupaciones, ya que Dios es motivo de preocupación.

Al contrario, creo que la vida desde la certeza de la existencia de Dios (certeza que dan la fe y la razón al creyente) tiene un fundamento solo que la hace cobrar un sentido nuevo, da una integridad a la vida y la hace preciosa.

De nuevo le doy las gracias y le mando un saludo. Invitado está a pasarse por aquí cuando quiera.

Un ateo de Barcelona dijo...

Gracias por su respuesta,

Me parece muy interesante lo que dice aquí:

"Lo que me parece preocupante de la campaña de autobuses ateos es la antropología de fondo que tiene el mesaje, es decir: si Dios existe es imposible vivir la vida sin preocupaciones, ya que Dios es motivo de preocupación."

Lo cortés no quita lo valiente y es justo reconocer la validez de su puntualización. Sinceramente, yo hago la interpretación que le expuse en el post anterior ( lo del más allá y el más acá ) pero no cabe duda que su explicación está bien argumentada y es lógicamente intachable y, por tanto, su queja está justificada.

Gracias, no me había percatado y tiene ud razón. Un abrazo y mucha suerte. Me ha encantado hablar con usted.

Maria del Rayo dijo...

A mi me ha encantado leerte Patxi.
Te diré que a mi Dios me ha dado muchos momentos de intensa felicidad.
DTB!!