Páginas

jueves, 5 de octubre de 2017

Carta a Francesc Manresa, párroco de Vila Rodona (Tarragona)

Estimado Francesc.

Mi nombre es Patxi Bronchalo, y, como usted, también soy sacerdote. Quería escribirle esta carta abierta porque, como tanta gente, he visto el vídeo en el que aparece usted en su parroquia dirigiendo el canto a la asamblea mientras un grupo de personas contaban los votos del desgraciadamente famoso referéndum celebrado en Cataluña el pasado uno de octubre.

He podido ver también su explicación en el programa "Más Vale Tarde" de La Sexta, recalcando que no era una Eucaristía lo que allí se estaba celebrando. Menos mal. Eso bien sabemos que hubiese sido mucho mas grave. Aún así, quería compartir con usted estas líneas.


Seguro que usted me entiende. Es muy hermoso ser sacerdote, yo estoy feliz de serlo. Como usted, también caso y entierro a los que son de unas ideas o de otras. Yo también me esfuerzo mucho en acoger a todos en la parroquia, en predicar el amor de un Dios que no hace distinción entre sus hijos. Yo también sufro con los problemas de la gente, me emociono con sus alegrías, lloro con sus sufrimientos. Yo también llamo a la paz y a la reconciliación, y me duele mucho cuando hay falta de perdón entre hermanos.

Los sacerdotes somos hombres de paz. Y viendo lo que sucede estos días en nuestro país (así es, no lo he inventado yo), no puedo evitar pensar que los sacerdotes somos más necesarios que nunca. Mucho progreso pero seguimos igual: hay mucha falta de Dios.

Lo que usted hizo me escandaliza. Usted es un hombre de paz. Y al fomentar un acto político dentro su parroquia está haciendo daño a una buena parte de la sociedad en la que vive, está tomando partido y posicionamiento por una opción, poniendo la política y un modo de hacer política corrupto (¡pues no busca el bien común!) por encima de las personas.

No es difícil verlo: Cataluña está dividida (eso tampoco lo he inventado yo). Con lo que ha hecho está dando la espalda y quitando la voz a muchos a los que nadie defiende, está fomentando la división entre familias. Y peor: está diciendo a todo el que vea el vídeo que hay un modo de hacer las cosas al margen de toda ley o de toda Constitución que nos rija. ¿Qué autoridad le quedará a usted entre quienes escuchen hablar en sus homilías de perdón, de unidad, de convivencia, de respeto y tolerancia?

Y peor aún: los templos no son lugar para acciones políticas. ¡Los templos no son nuestros! A nosotros se nos encarga su cuidado y el de sus feligreses. Bien lo sabemos los sacerdotes. De sobra. Y no seamos ingenuos, ni nos engañemos: las iglesias que se llenan de cosas que no son Dios terminarán vacías. Y sin vocaciones. La historia lo demuestra. Al tiempo.

Bien lo sabrá también. Las ideologías buscan llenar el vacío del corazón del hombre que solo puede llenar Dios. Hay políticos que nos prometen todo: la salvación en esta tierra, la perfecta felicidad, el fin del sufrimiento. Les basta afirmar lo suyo y decir que la culpa de nuestros males son las ideas de los demás. ¿Y luego qué sucede? Las ideologías pasan, nos pisan, y mueren, y ninguna arregla nuestra sed de Amor.

Solo Dios basta. Solo Dios llena. Estoy convencido, aunque casi nadie lo diga, que detrás de todos nuestros problemas sociales en el fondo hay una gran falta de Dios. También en Cataluña, pues la falta de Dios no entiende de las fronteras que nos empeñemos en poner. Como sacerdotes, lo mejor que podemos hacer por las personas que nos rodean es dar a Dios. Nada más. Y nada menos.

Solo una última reflexión: ¿qué cree que harían los catalanes más radicales con ese templo y ese altar delante del cual usted ha permitido que se cuenten las papeletas del referéndum que ellos han impulsado?

Rezo por usted. Rezo por Cataluña. Rezo por España.

Patxi Bronchalo. Sacerdote, como usted.



28 comentarios:

  1. Buenas tardes Patxi,
    agradecerte tu escrito en defensa de lo que debiera ser una parroquia: un lugar de encuentro en torno a Cristo y no un lugar de división.
    No firmaré este comentario, porque "saldría en la foto" como catalana, como tarraconense y como católica.
    La realidad que planteas de una división, ya está más que demostrada, no añadiré más.
    Solo ampliar o remarcar... que esta es la realidad de la iglesia en mi querida Cataluña. No ha sabido mantenerse al margen de la política. Y en los últimos tiempos aún más.
    Lo sucedido en Vila-Rodona no fue un hecho aislado, otras parroquias, de la misma diócesis se emplearon como centros para poder votar.
    Muchos párrocos han priorizado su ideario político (que no seré yo quien diga qué deben pensar o no al respecto) por encima de su principal obligación: predicar el evangelio a todo el mundo y dejar al César lo que es del César...
    No quiero enrollarme....pero por favor no todos los catalanes, ni todos los católicos catalanes pensamos igual. Sufrimos muchísimo, vemos como si alzamos la voz, esos mismos sacerdotes, nos retiran la amistad, por ejemplo por las redes sociales, o dejan de dirigirnos la palabra. Todo muy cristiano.
    No todos los catalanes somos independentistas....y nos encontramos muy solos.
    Gracias por tu oración y por la sensibilidad demostrada con este artículo. Unidos en la oración.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estais ni estareis nunca solos,te lo aseguro.

      Eliminar
    2. Ánimo, que la Iglesia universal está con vosotros, empezando por el Papa Francisco. Lamentablemente hay sectores del clero (no solo en Cataluña) que son piedra de escándalo y hacen mucho daño a la Iglesia.

      Eliminar
  2. ¿Qué tanto les ocupa la decisión de los catalanes?...no se entiende...pero, obviamente...la violencia no es el camino y usar a la Iglesia, el Templo ..ni hablar de la Eucaristía...T A M P O C O ! !

    ResponderEliminar
  3. Jesús al entrar al Templo, se puso a echar a los vendedores,diciéndoles: "Está escrito: Mi casa será una casa de oración, pero ustedes la han convertido en una cueva de ladrones".

    Y diariamente enseñaba en el templo.

    Jesús entra en el templo para denunciar lo que los hombres han hecho en él: una casa hecha a la medida de los hombres.

    Lo mismo que nuestra casa es nuestro hogar donde nos sentimos a gusto y seguro, donde dejamos caer nuestras caretas para ser lo que somos, y la arreglamos a nuestra manera y medida, del mismo modo Jesús con su presencia en el templo quiera llevar a cabo un nuevo culto: inaugurar con su sangre un culto "vivo, santo, agradable a Dios".

    Y ese nuevo templo somos cada uno de nosotros.

    "Mi casa es casa de oración". Nuestra vida, nuestra casa ya no nos pertenece !ya no somos dueño de nuestra propia casa! Nuestra casa es ya la morada de Dios y la oración que hagamos desde lo mas profundo de mi casa, de mi corazón, es creación.

    Mi vida ha de ser un largo aprendizaje de la libertad, dentro mismo de mis propias fuerzas. Mi vida debe crecer en confianza y abandono, a no cerrarse entre las cuatro paredes estrechas de nuestras pequeñas moradas para aprender a orar mirando al cielo.

    La oración nos abrirá al poder de Dios, de tal modo que nuestras vidas en vez de ser tan solo vida humana, se convierte, entonces, por gracia, en una vida consagrada, en un templo santo:¿no sabéis que soy templo de Dios?

    !Como para no enfadarse Jesús en el templo cuando está en juego lo mas fundamental de la fe!

    ResponderEliminar
  4. Me pregunto si no se está celebrando nada, porqué está todo el mundo de pié,sólo se canta de pie en algunos momentos de la misañ

    ResponderEliminar
  5. Qué bonito lo que has escrito. Perdona que te tutee. Con cuanto amor realizas la corrección fraterna, que es su esencia. ¿Pero cómo puede un sacerdote difundir la fe en una iglesia universal donde "nada importa la raza ni el color de la piel" permitiendo que en un lugar consagrado se vulnere la ley y el orden constitucional? Igual es que Dios habla en la intimidad de la Santísima Trinidad en catalán. Oye tú, y nosotros sin enterarnos.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Patxi.
    Hay que aclarar las cosas y ayudar a los que están equivocados.
    Ojala que este compañero nuestro reaccione positivamente, Dios lo quiera.

    ResponderEliminar
  7. Muy cierto todo lo que dices. Fundamental estar al corriente de la doctrina social de la Iglesia. A ver si hay suerte y lee tu carta también algún obispo.

    ResponderEliminar
  8. Este mal cura es otro Soberbio que se pone por encima de Dios. Sacerdote político arrepentios tu y el obispo de Solsona, pedir perdon a la Iglesia y a Dios.

    ResponderEliminar
  9. Gran reflexión, ojalá tomen nota de ella nuestros obispos y tomen medidas de corrección.

    ResponderEliminar
  10. Solo por poner un poco de contexto... estos son los resultados electorales en el pueblo de Vila-Rodona en 2015: 78% a formaciones que están a favor del referéndum. Y otro 11% a quienes defienden "terceras vías" o el derecho a decidir (PSC, Unió). http://resultados.elpais.com/elecciones/2015/autonomicas/09/43/170.html
    Es decir, que no es tan evidente que el pastor de esa comunidad local esté dividiendo a su parroquia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces ciertamente no divide. Simplemente margina a una minoría y adoctrina lo que no le corresponde ni debe. Muy cristiano todo

      Eliminar
    2. Un sacerdote no debe ser de la mayoría, no es un político. Un sacerdote debe ser de todos, evitando temas no religiosos que enfrenten a los fieles, como la política

      Eliminar
  11. Gracias Patxi por tu acertada y cristiana reflexión.

    ResponderEliminar
  12. De acuerdo con la reflexión del artículo de cabecera, pero encuentro algo que falta: declarar que ese sacerdote NO ES UN BUEN CRISTIANO.

    ResponderEliminar
  13. Padre muchas gracias por defender a la Iglesia, a Dios lo que es de Dios y al Cesar lo que es del Cesar.
    Un sacerdote no debe hacer ningún tipo de apología sino predicar, servir y amar al prójimo, sea quien sea y no desunir

    ResponderEliminar
  14. Gracias Padre, desde luego su carta es digna de todo respeto y considero acertado lo que le dice al mosca (creo que así llaman a los curas en esas tierras) lamentablemente fraccionadas por la sin razón de unos pocos. Ánimo! Necesitamos santos sacerdotes, y desde luego que los tenemos, entre ellos....Usted. Que Dios le bendiga y le mantenga siempre con esa entrega e ilusión con la que trabaja por el Reino de los Cielos.

    ResponderEliminar
  15. Enseñar al que no sabe y dar buen consejo al que lo necesita son obras de misericordia.
    Gracias Patxi

    ResponderEliminar
  16. Gracias Padre por plasmar lo que a tantos nos duele, la ruptura de la sociedad y el abuso de la bondad de Dios.

    ResponderEliminar
  17. Desde la distancia física me siento unido espiritualmente con tu inquietud y tu preocupación. Hay que reconocer que no es fácil. Un abrazo sincero.

    ResponderEliminar
  18. Gracias Padre Patxi por esta oportuna nota de catequesis universal. Mil gracias por el ejemplo de caridad que pone en cada palabra con la que intenta corregir al que cometió tan grave error y de paso a muchos que, no sólo en España sino en el mundo entero, se han apropiado de la Iglesia y de sus templos para dedicarlos a sus propios intereses y campañas, tal vez porque los consideran de “mejor calidad o con mejores propósitos” que los establecidos por el Señor Jesucristo para nuestra Iglesia Católica, olvidándose de Quién Es el Verdadero Dueño, Fundador y Guía.
    Doy Gracias a Dios por mostrarnos que aún hay Sacerdotes que, como usted, defienden nuestros principios y nos muestran el camino para superar la angustia, la soledad y el desamor que encontramos en este mundo tenebroso, confuso y oscuro.

    ResponderEliminar
  19. ES UN ACTO DE VALENTIA DECIR LA VERDAD HOY EN DIA...Y ME ENCANTA VER A SACERDOTES DECIR CON CARIDAD LA VERDAD.
    ES UNA LACRA QUE TENEMOS TODOS CON ESTOS SACERDOTES QUE HAN HECHO CUERPO CON LAS IDEAS POLITICAS Y HAN ENTRADO EN EL ENGAÑO...ESTO ES UN DOLOR PARA LAS PERSONAS DE BIEN QUE VEN EL ENGAÑO Y ESTAN SIN PODER HACER GRAN COSA....
    PERO DECIRTE PATXI, QUE NO DESFALLEZCAS...ES DECIRLO UNA Y OTRA VEZ Y UNIRNOS TODA LA IGLESIA ESPAÑOLA A REZAR POR ESTA SITUACION QUE CREO ESTA ABRIENDO UNA BUENA BRECHA EN ESPAÑA....PERO QUE DE TANTO DOLOR TAMBIEN LLEGARAN GRANDES BENDICIONES. LA PAZ...YO SOY ESPAÑOLA DEL SUR DE ESPAÑA.

    ResponderEliminar

¡La ley del poleo-menta! Ya que has entrado... ¡lo comentas!