martes, 21 de marzo de 2017

La vida Down

Querido lector:
Curioso día el 21 de marzo. En el "santoral civil" coinciden las celebraciones del Día Mundial de las Personas con Síndrome de Down y el Día Internacional de los Bosques.

¿Le gustan los árboles, padre? Me encantan los árboles. Porque dan vida allí donde están, le alegran a uno el día, su belleza me recuerda el gran amor que Dios me tiene. Son un regalo.

¿Y le gustan las personas con síndrome de Down, padre? Me encantan. Por esos mismos motivos. Y por muchos mas.

Las personas con síndrome de Down me recuerdan que no necesitamos hacer, ni tener muchas cosas para ser felices. Me dicen que en la sencillez de cualquier momento encontramos alegría. Me recuerdan la gran verdad de aquella petición de Jesús de hacernos como niños para entrar en el Reino de los Cielos. Su corazón limpio me enseñan cómo se puede amar y dar cariño siempre y a cualquier persona.

Permíteme que sea ahora yo el que te pregunte: ¿Qué vale más: la vida de un árbol o la vida de una persona con síndrome de Down?

Hay personas que se escandalizan y llevan la manos a la cabeza por la tala de un árbol, y sin embargo asisten impasibles, o directamente asienten, ante el drama del aborto de niños con síndrome de Down. Hay personas que se lanzan a chillar a manifestaciones por la defensa de los bosques amazónicos, que luego se enfadan porque haya una marcha por la vida humana. Para pensárselo.

Dice mi amiga Clara, que tiene un hermano con síndrome de Down, que con él ha descubierto que cuando se aborta a uno de estos niños lo malo no es solo privarles a ellos de vida, sino que se priva a toda la sociedad del gran potencial que tienen y del gran bien que pueden hacernos a cada uno. También para pensárselo.

Feliz Día de las Personas con Síndrome de Down, y gracias Dios por la vida de cada uno de ellos.

Hasta otro post, amigo lector.

2 comentarios:

María dijo...

He encontrado su blog de casualidad y sólo he leído esta entrada, pero leeré muchas otras más.


JLO dijo...

Que tema difícil... Pero los niños Down son adorables...

Me pasa ese ejemplo que das con la gente que se pone mal con un animal callejero pero no con un niño de la calle... En fin, saludos 🙋