jueves, 29 de septiembre de 2016

Carta a Amarna Miller, actriz de pornografía

Estimada Amarna:

Me presento, mi nombre es Patxi Bronchalo, y soy cura. Un cura de pueblo. Uno de esos que llamas "guardianes de la moral" (parecemos sacados de Dragones y Mazmorras). Uno mas. En mis cuatro años como sacerdote he tenido de todo, muchísimas alegrías, también momentos difíciles, y no puedo mas que dar gracias por quien soy. Ni un solo día me he arrepentido de seguir a Dios.

Quería escribirte al hilo del anuncio del Salón Erótico de Barcelona, que se ha hecho viral en Twitter. Parece un tema extraño para que yo opine. Nunca he buscado los vídeos que haces, solo quiero comentar esta publicidad que has hecho. Se que me arriesgo a burlas de todo tipo por ser cura, pero bueno, las redes sociales tienen estas cosas.

Al igual que tu, veo con preocupación la situación de nuestro país. Mas allá de lo que sale en las noticias, cada día trato con el sufrimiento de las personas. Ya te imaginarás. Familias que han perdido sus casas, jóvenes y mayores que han perdido su trabajo, inmigrantes a los que aquí nadie parece querer, personas de todo tipo rotas por problemas familiares de lo más variado. Suena duro, pero es así: casi no hay un solo día en el que no vea a una persona llorar.

También estoy de acuerdo contigo en que vivimos rodeados de hipocresía. Es verdad. No es un problema español, es un problema de la humanidad. Las personas tendemos a pensar una cosas y decir otras. A contradecirnos. No es nada nuevo que descubramos ahora. Los cristianos nos apoyamos en el Evangelio de Jesucristo y, más de la mitad de sus páginas son para advertirnos de tener mucho cuidado con ser "fariseos". Continuamente se nos hace una llamada a la valentía, a la autenticidad y a la coherencia de vida de fe.

A los curas se nos acusa muchas veces de andar diciendo a todo el mundo lo que tiene que hacer, cómo tiene que vivir, lo que está mal... Como si fuéramos mejores que nadie. Tenemos esa fama, aunque la mayoría de la gente se sorprende muchísimo cuando nos conoce personalmente. No somos bichos raros. ¡Y hasta caemos bien! Pero detrás de esa acusación que se nos hace hay en una gran verdad que no podemos olvidar nunca, que es la de que debemos ponernos en la piel del otro antes de hablar. Sólo haciendo esto se puede ver que el sufrimiento y el dolor son los gritos del alma que se ahoga.

Como te dije, los curas solemos ver a menudo esos gritos. ¿Y qué conclusiones saco yo? Que no nos podemos engañar. No somos solo carne (si lo fuéramos, el dolor no nos ahogaría). Lo que elegimos con nuestra libertad física, lo que nos hacen los demás a nosotros con la suya, tiene consecuencias en el alma, y eso afecta a toda nuestra vida.

Gran parte de ese dolor que me encuentro es en mujeres. He conocido prostitutas con heridas profundísimas, marcadas ya para toda su vida por haber sido tratadas día tras día como objetos en vez de como personas. Ninguno de los que las usaron se pusieron en su piel.

He conocido mamás con sufrimientos atroces tras un aborto (de eso nadie suele hablar), aún muchos años después de que sucediera. Ninguno de los que las recomendaron abortar se puso en su piel, y pocos saben ahora qué hacer para que vuelvan a estar bien.

He conocido personas rotas por la pornografía. En ambos lados. Detrás de la pantalla conozco muchos hombres que son adictos, y que por ello han perdido a su mujer y sus hijos. El porno funciona igual que una droga, cada vez reclama más contenido y contenido mas fuerte para saciar a quien lo consume. Creo que con los años veremos aún más consecuencias. Y me atrevo a decir algo mas, aunque se que es políticamente incorrecto: la pornografía y la pederastia tienen mucho que ver entre sí. No nos engañemos.

Del lado de tu pantalla también pude conocer el testimonio de una chica. Es de las personas que más he visto sufrir en mi vida. Sus heridas familiares de la infancia y juventud la llevaron a ese mundo. Ella pensaba que era una especie de liberación, que trabajando así se la quería y valoraba. Una gran mentira. Tratada como un trozo de carne en un mercado sin amor. Ella lo decía, solo el amor puede llenar el alma. Y yo me pregunto, ¿eso es feminismo?, ¿así se libera la mujer? Algo falla.

No pretendo pasarme la vida diciendo a cada uno lo que tiene que hacer, es solo que he conocido mucho dolor y tengo que contarlo. No te conozco, no se si piensas mal de todos los curas, si has conocido alguno. Lo que si se es que yo no te odio y entiendo que detrás de la piel puedes tener muchas heridas que te hacen sufrir. Rezo por ellas. Rezo por ti. Y rezo a Dios por todas las personas dañadas por la pornografía.

Cordiales saludos.

Patxi Bronchalo. Un cura mas.

15 comentarios:

Marian Camisón dijo...

Totalmente de acuerdo, padre. Con su permiso, lo comparto en mi Facebook. También debería hacerse viral el lado oscuro y el más doloroso.
Dios le bendiga.

Sandra GS dijo...

"la pornografía y la pederastia tienen mucho que ver." :I Esa relación/comparación no me parece justificada.

Y es dramático los casos en que mujeres "huyendo de" se meten en la pornografía, esta claro que asi no se llenan huecos en el alma.
Pero Amarna es justo el ejemplo de que no todos los casos son así, no siempre ese sector implica drama.

En fin, ella ataca a tu colectivo y tu cuestionas el suyo, pero en los dos casos las generalizaciones nunca son acertadas.

Aplaudo los puntos en los que coincidís y, si pudierais conversar, es posible que os entendierais bastante, más allá de los chichés de 'yo soy cura' y 'tu actriz porno'.

Jesus Salmeron Barriopedro dijo...

hay una cosa clara el ranking del movimiento de mas dinero es 1 drogas 2 prostitucion 3 armas 4 petroleo y 5 pornografia entonces de momento hablamos de un gran negocio y como tal no se busca el bienestar de las personas que trabajan en el sino el dinero que puedo sacar y eso es lo que por desgracia vivimos en este mundo primero el dinero y despues bueno despues no lo ultimo la PERSONA

Anónimo dijo...

Es claro que para ser viral en temas de sexo, no hace falta salir de la mejor agencia de publicidad o de una productora de prestigio. No es complejo, pero si además ridiculizas a la iglesia pues ya lo bordas...

Amarma lo tiene fácil, esta de moda la chica. Entrevistas en todos los lados...no voy a juzgar lo que dice, porque alguien me dijo que cuando no puedas alabar cállate.

Hay gente que esta pendiente de este tema, el de la adicción al porno, www.daleunavuelta.org recomiendo echarle un ojo, y en inglés unos americanos que tratan el tema de lujo, www.fightthenewdrug.org

Perra de Satán dijo...

Yo he conocido a personas rotas por la religión. Se ve que nada ni nadie es perfecto.

Jesús Ramírez dijo...

Yo nunca he conocido a nadie roto por la religión, he conocido personas rotas por una visión herrada de la religión, son cosas diferentes, tal vez lo que llamas religión es una caricatura de lo que realmente es una religión (religare- sentimiento y forma de unirse con lo trascendente y numinoso)
Es una hipótesis.

Vidas en Red dijo...

Muy acertadas tus palabras, soy pastor evangélico y veo con preocupación los linchamientos mediáticos contra mis amigos los católicos. Felicito a los medios que se han hecho eco de esta noticia, trayendo diálogo y cordura en medio de medios que creen que la única forma de prosperar es el ataque.

Erniesric dijo...

Es cierto que las generalizaciones son malas, pero es fácil entender que en el mundo de la venta del placer sexual las mujeres se ven y tratan como objetos, y que pueden tener profundas heridas por falta de amor verdadero. Y por otro lado, el hombre en la búsqueda de placer puede tener tal adicción que como cualquier otra le lleve a prácticas tan dañinas como la pederastia, y a la destrucción de la propia familia.
Mas también aplaudo los puntos en que coincides con el padre Bronchalo.

Erniesric dijo...

Me es muy claro su mensaje Padre Bronchalo, le agradezco y felicito por sus palabras. Dios le bendiga

Miguel Ruiz Tintoré dijo...

Patxi, te felicito yo también. Soy cura. Qué bien que te guste el antifariseísmo y lo "políticamente incorrecto", porque yo tengo que decir aquí que sí es mi función, o parte de ella, decir a la gente lo que tiene que hacer. Pero tú sabes por qué: porque me lo preguntan; porque se trata de los fieles que se acercan a confesar o a preguntar. También a personas que no son católicas, pero, evidentemente, solo podré hacerlo cuando estén abiertas y se dejen decir.

Y sabes bien, por otro lado, que ponerse en la piel del otro antes de hablar no equivale a administrar la ley moral, que es la que es y la que no podemos cambiar; cabe la "ley de la gradualidad", pero no la "gradualidad de la ley"; por ejemplo: cabe no decir, a un recién aparecido por la fe, todas las cosas de golpe, porque probablemente pensaría que no podría cumplirlas; pero en un momento u otro, todas las cosas han de serle dichas: la ley no es nuestra, y a ella intentamos acercar el mundo. Dios sabe más.

Almogàver dijo...

Lección Magistral.

Cesc AH dijo...

Tan solo quisiera hacer una apunte una gran película El comprador de horas , en síntesis pagaba con dinero para que una mujer no se prostituyera, creo que ya basta de anuncios y demás formas mediáticas de inducir a niñas , mujeres e incluso hombres a lo mas bajo que puede el ser humano hacer comprar " amor " a cambio de dinero

Anónimo dijo...

Hola, yo necesito que me hagan un buen discernimiento de espiritus, llevo ya 30 años soñando con demonios, no siempre, me pasa, pero,al rezar a san Benito, me interrumpe una voz diabólica, he sentido espamos, he sentido como si estuviese encima mía, he sentido susurro en el oído, he sentido que me habla y cuando me despierto, esa voz se para y no recuerdo nada de lo que ha dicho. He tenido pesadillas interminables que me daba miedo dormirme y mas aun cuando estaba en terapia eran muchas, y antes de estar en terapia

Anónimo dijo...

Corroboro todo lo que dice Marian Camisón. Que Dios le bendiga, Padre, y si lo consigo, lo comparto también en mi Facebook. Un saludo a los dos.

Anónimo dijo...

También coinciden en el asunto de que, en mayor parte, en el porno (también en muchos otros ámbitos) las mujeres son tratadas como un trozo de carne y Amarna, como feminista, lucha para que esto cambie.