miércoles, 16 de marzo de 2016

¡Basta de silencios!

¡Basta de silencios! ¡Gritad con cien mil lenguas!
Porque por haber callado, ¡el mundo está podrido!

Santa Catalina de Siena

Querido lector, seguro que como a ti, la noticia sobre el martirio de las cuatro Misioneras de la Caridad en Yemen me produjo mucho dolor. ¿Por qué algo tan cruel unas mujeres que viven entregadas para los demás? ¿Por qué casi nadie dice nada? ¡Basta de silencios!


¡Basta de silencios! ¡Basta de tener mente selectiva que se escandaliza por tonterías y contesta con rostro indiferente a las barbaridades y asesinatos de los que son buenos!

¡Basta de silencios! ¡Basta de comentar desde el sofá lo mal que está todo y mirar para otro lado cuando hay que posicionarse en público sobre nuestra fe!

¡Basta de silencios! ¡Basta de pensamientos pesimistas sobre lo que mal que está todo y actuaciones cobardes cuando hay que poner en juego la caridad con el hermano!

¡Basta de silencios! ¡Basta de creer que porque los dramas queden lejos de nuestra casa no tienen que ver con nosotros, ni nos atañen lo más mínimo!

¡Basta de silencios! ¡Basta de mirar con ojos buenistas a un mundo donde si hay buen rollo todo está bien y si alguien sufre lo desechamos para que no moleste nuestras cómodas vidas!

¡Basta de silencios! ¡Basta de hablar del mal menor como lo que menos perjudica a la mayoría, cuando escondidamente lo que buscamos en él es nuestro propio beneficio!

¡Basta de silencios! ¡Basta de ruptura, desunión y discusiones puntillosas mientras crece a nuestro alrededor la tristeza y la soledad de muchos hermanos!

¡Basta! ¡Basta! ¡Basta! ¿No lo vemos? ¡Basta! Si seguimos callándonos el Evangelio, el mundo estará cada vez más podrido. El mundo necesita a Cristo, estas cuatro mujeres bien lo sabían. Que los mártires no caigan el olvido. Que su sangre no sea simplemente semilla de futuros cristianos sino azote para las conciencias de los que lo somos en este tiempo.

Descansen en paz.

Dios te bendiga, amigo lector, hasta otra entrada.

2 comentarios:

alejandra fernandez dijo...

....adhiero..

RECOMENZAR dijo...

Me ha encantado la libertad que se siente en tu blog
gracias