jueves, 5 de noviembre de 2015

iDecáolgo 6. En todo, la caridad

¡Hola, hola, hola!
Querido amigo iMisionero, si hay algo anti-testimonial en nuestra presencia cristiana en internet es la falta de caridad. ¡Muchas veces se ven en los time-line tweets cargados de mala baba, respuestas dadas desde el rencor con insinuaciones cargadas de dardos venenosos! Eso no acerca a Dios, más bien espanta, genera malestar y crea prejuicios contra otros hermanos que son metidos en el mismo saco de quien olvida que en internet la caridad es también el mandamiento más importante.

"Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con todo tu ser Amarás a tu prójimo como a ti mismo". El verdadero Amor define la esencia de Dios, el verdadero amor señala lo que tiene que guiar nuestro discernimiento, el verdadero amor ha de ser el que rija el modo de tratar a los demás, el verdadero amor movió desde el principio el actuar de los cristianos, los cuales eran reconocidos por cómo se querían.
¡Hoy también! La caridad es expresión de Dios Amor, el modo en que Cristo mira el corazón de cada persona para sanar sus heridas, lo que lleva veinte siglos largos cambiando vidas rotas por vidas plenas. En todo, la caridad.
Lo que pongamos en internet habla de nosotros mismos, cada tweet, cada "me gusta", cada entrada de blog habla del lugar que Jesucristo ocupa en nuestras vidas. Donde hay caridad está Él. Por eso el modo de tratarnos en ciento cuarenta caracteres habla mucho más de Dios que el tweet con el argumento más fulminante que se nos pueda ocurrir. Si la caridad guía mis dedos en los que voy a escribir en la red, ¡adelante! Si son el odio, el rencor o la envidia, ¡mejor guardárselo!
¡Somos cristianos! ¡Siempre cristianos! ¡A seguir haciendo nuevas todas las cosas! También en algo tan nuevo como internet. Hasta otra entrada, amigo, Dios te bendiga.

No hay comentarios: