miércoles, 20 de noviembre de 2013

¡Este artículo es una pena! (sobre cierto feminismo)

¡Hola, hola, hola!

Querido lector... recordarás las imágenes que nos dejó el pasado domingo la manifestación pro-vida de Madrid, cuando un grupo de feministas (algunas de FEMEN, otras no) pasando frío irrumpieron y trataron de hacer su "contra-manifestación" con gritos varios acerca de lo maravilloso que es el aborto para la mujer y la sociedad. Una pena...

Una pena que mujeres, aquellas que son capaces de algo tan hermoso como llevar una nueva vida en su interior y nutrirla para que siga adelante, nieguen el infinito valor de la maternidad para lanzar proclamas a favor de la muerte.

Una pena que mujeres, que no son más ni menos que los hombres, pues todos tenemos la misma dignidad de ser personas, tengan que desnudarse para defender esa dignidad de no ser objetos sexuales (¡y además hacía mucho frío!).

Una pena que mujeres, que son las únicas capaces de poner un poco de cordura y sensibilidad a las cosas que hacemos los hombres, se pongan a dar voces y alaridos para fastidiar una manifestación que no les gusta por no defender lo que ellas piensan (¡esto es la libertad de expresión que tanto defienden en otros ámbitos!).

Una pena que lo que mueva de fondo a estas mujeres sea una ideología cruel contra la Iglesia y todo lo que huela a cristiano (¡¿qué organización a gran escala defiende hoy la vida en nuestro país?!). Recientemente la sentencia contra la doctrina Parot ha dicho que algunos violadores de mujeres van a poder salir de la carcel, de algunos no se está seguro que no vayan a reincidir... ¡pero allí no estaban estas chicas manifestándose! En nuestro país hay casi más clubs de carretera que carreteras, con mujeres vejadas, engañadas y obligadas a ejercer la prostitución... ¡allí tampoco van a manifestarse estos grupos feministas! Rara es la semana que tristemente no tenemos un suceso de malos tratos en las noticias pero... ¡contra eso jamás estas mujeres organizarán una manifestación! No. Lo mejor es ir contra los cristianos a gritos de "el aborto es sagrado! Lo dicho: una pena.

A la larga, el tiempo nos lo dirá... Este tipo de feminismo hace mucho daño a todas las mujeres. Muchísimo. Cada protesta desnudas y dando gritos es un continuo tirar piedras contra el propio tejado. ¡Hay otro modo de defender a la mujer! Y sería un grave error no hacer esta defensa verdadera. Defense de su grandeza, de su genialidad, de que es indispensable en la sociedad, en la familia, en la Iglesia. ¡De que es hermoso ser mujer, con todo lo que ello significa: ser hija, ser madre, ser esposa, ser abuela! ¿Por qué vivir con tanto odio hacia lo que se es? ¿Por qué empeñarse en que el resto de la sociedad viva con ese odio? Es un infierno vivir odiando. Una pena.

Querido amigo lector, nada más que escribir hoy. Ya ves... ¡una pena de artículo! Y muchas otras cosas tintero digital para contarte pero... ¡tendrá que ser en otro momento! Hasta entonces, que Dios te bendiga.



No hay comentarios: